El Chelsea se presentaba este miércoles en Stamford Bridge como favorito para llegar a la final de la Europa League del próximo miércoles 29 de mayo. Los blues habían empatado a 1 en al ida contra el Eintracht Frankfurt, en territorio alemán, y aunque se pusieron por delante en casa con gol de Loftus-Cheek, Jovic puso después del empate y el partido se fue a la prórroga y, después, a los penaltis.

La lotería desde el punto de los once metros dejó al Chelsea como flamante finalista de la Europa League después de que Kepa parase dos penas máximas al Eintracht. Sería, precisamente, Eden Hazard el que marcaba el gol de la victoria. Ahora, los blues se enfrentarán en Bakú al Arsenal, después de que los de Unai Emery volviesen a ganar al Valencia, esta vez en Mestalla, con un Aubameyang estelar.

Hazard no vio puerta ni en la ida ni en la vuelta durante el tiempo reglamentario frente al Eintracht Frankfurt, pero sí que marcó el penalti definitivo. En los instantes anteriores al inicio del encuentro, desde la grada de Stamford Bridge se desplegó una pancarta en la que se veía la figura del futbolista entre colores azules y blancos, los propios del Chelsea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *